viernes, abril 02, 2010

Floración

.

Los bulbos misteriosos que planté en su momento ya me han regalado las sorpresas que encerraban, los increíbles tulipanes se yerguen majestuosos, impúdicos se diría de puro inhiestos y rojos… me descubro mirándolos a cada momento como si de un milagro se tratara y no puedo evitar que su vista provoque mi sonrisa e ilumine mi cara…


Y lo mismo todas y cada una de las plantas que he podido salvar de las pasadas heladas, aunque algunas aún pareciera que no terminan de atreverse a explayarse con ganas, lo harán, no tengo duda, se lo pido a cada momento, no pueden flaquear con todo el empeño que le hemos puesto, con todas las ganas.


Y casi diría que algo similar siento en mi, que juraría que retallo allá donde sangré con la poda cuando la decidí, que hay brotes nuevos, y que en breve, veré estallar toda la primavera que también anda encerrada, como cada año, en mi.

.

7 comentarios:

Qalamana dijo...

Mia, el invierno siempre se convierte en primavera... y la primavera es el renacer, la maravilla de la vida!

Gracias por tu felicitación: besos!

BETTINA dijo...

Los míos más castellanos aún no tenían flor cuando les dejé hace unos días. Igual al volver me regalan la sorpresa.
Primavera por dentro, primavera por fuera. Ya era hora!

Goathemala dijo...

Qué bonito leerte así. Los bulbos tienen algo milagroso y ciertas podas son necesarias.

Un abrazo.

lavabajillo dijo...

El renacer de la primavera es mas extraordinario cuando va acompañado del propio renacer

El Vice dijo...

Si es bonito ver las plantas en su esplendor,es mas bonito verte llena de energia,me alegro que estés contenta.Un abrazo del Vice

gerardo omaña dijo...

Siempre habrá en ti un halo que endulza y enamora.
Besitos para tu alma.

PD:Has sido premiada en IMAGINARIA.

txusman dijo...

todo llega y todo pasa... pero de momemto... saco de cemento!
Hazte grande, vive... que un poco de ello nos contagias.

un saludo.