sábado, agosto 13, 2011

El carril de la izquierda

.
No tenía ya ninguna duda de que debía tener una Erótica bestial, tanto como el Poder, incluso diría yo que más, quizás por aquello de que está más en nuestra mano y decidí de repente que yo también lo tenía que probar...

Y puse mi intermitente y ¡¡Zassss!!!... me colé en un segundo en ese ¿desconocido? carril de la izquierda sin necesidad...

Me costó trabajo al principio mantenerme en el, de hecho, cuando poco después de iniciar en el mismo la marcha adelanté un camión, incluso puse de nuevo mi intermitente para volver a la derecha... pero reaccioné a tiempo y me mantuve en carril desafiante, no me movería de allí, lo había decidido y en él me pensaba quedar.

Por más que me empeñaba en buscar diferencias no conseguía encontrar ninguna, bueno, aquello de no tener que hacer ninguna maniobra si puntualmente tenía que adelantar, pero en el fondo tienen su encanto, te mantienen la atención, y le dan a un viaje de autovía más moviemto, y, ¡¡que caramba!!, pues se entretiene uno más.

Aún así me mantuve firme, estaba segura que era cuestión de tiempo que yo encontrase ese "Puntito" que tanta gente le solía encontrar, todos esos que toman en carril de la izquierda y no lo dejan hasta que llegan a su destino, estaba claro que algo increíble le tenían que sacar.

He tenido que rendirme una vez, y mira que lo he intentado, otro "Poseído" delante de mi ocupaba el que consideraba sin duda su carril, calculaba que no tendría problema alguno, otra de las cosas que les caracterizan a aquellos que caen en su Erótica es que no se dejan adelantar, pero no ha sido el caso, cuando ya andaba un buen rato detrás de el, y me andaba obligado casi a pisar el freno, y mira que yo no corro y soy respetuosa con las normas (salvo lo justito claro), pues eso, que ya ha habido un momento en que no he tenido más remedio que tirarme al carril de la derecha para poderlo adelantar.

Aún así he vuelto rauda a ese carril izquierdo, no era posible que no consiguiera yo disfrutar de ese punto que sin duda tenía que dar, y he recorrido muchos kilómetros empeñada en que lo tenía que logar.

Pero debo andar baja de libido... por más que me he empeñado, no he conseguido disfrutar, es más, me ha violentado y mucho que en un momento, en que con tanto empeño en sacar algo me he despistado, que también a mi por la derecha me tuvieran que adelantar.

Después de eso, me he vuelto tranquilamente al carril derecho y... no tengo ninguna duda, he disfrutado mucho más, mis maniobras sencillas en cada adelantamiento que me obligan a no desconectar, mi cigarrito, mis ensoñaciones....

Creo que hay Eróticas que no sé apreciar.
.

5 comentarios:

lavabajillo dijo...

Bueno, de vez en cuand no esta mal incumplir las normas,jja. Muy divertida reflexion

Goathemala dijo...

Eso nos pasa por meternos en carriles reservados a Audis, BMW, Mercedes y makineros. Yo alguna vez lo ocupé y casi de inmediato alguno de estos moscones me dio las luces para que no osará ocuparle unas décimas de su vida....o no.

Debe tener su erótica, eso es cierto y también su sanción.

Un abrazo.

BETTINA dijo...

Leyendas urbanas... Qué ganas de volver algún día... Y que las rotondas no se me den tan mal, eso es lo más difícil, o raro, qué se yo... Me alegro de volver a saber algo de ti al menos por este medio. Besotes guapa

El Vice dijo...

Mia,sigue como antes,en tu carril,en el que te ha marcado la vida,en el carril verdadero,te ahorrarás oir improperios.Un beso del Vice

txusman dijo...

creo que lo único que tengo de derechas es el carril de la doble via... Lo de la erótica y el coche... no se, a mi me ponen mas las mujeres con edad de no aprender y con tacones altos...

Un saludo.