viernes, mayo 08, 2009

No es que no podamos

.
No... no es que no podamos, es que hay páginas que simplemente no queremos pasar, luego, lo disfrazamos con razones miles... pero esa es la única verdad.
.

8 comentarios:

gerardo omaña dijo...

Disfrutando tus escritos, vamos, que tenía tiempo sin visitarte.

Donde menos lo esperas consigues un

equilibrio y jugando a equilibrista se es

un pato mareado.
Y eso que las cosas cuestan, cuestan

mucho de verdad si atendemos al

significante y el significado.
Con todo seguimos caminando aún

cuando por descuido nos encontremos

en el ocaso del olvido.
A veces pasamos por momentos Algidos

o quizá fríos, helados y caemos en una

expectación de lo que ocurrirá,

soportando la demora y los nervios a flor

de piel.
Sin embargo hay momentos de

recuerdos y de vivencias que nos llevan

a escribir algun poéma:

"Quién no escribió poemas
huyendo de la soledad
quién a los quince años
no dejó su cuerpo abrazar
y quién, cuando la vida se apaga
y las manos tiemblan ya,
quién no buscó ese recuerdo
de una barca naufragar".

(que por cierto me gustó)

Otras veces encontramos Cuestas;

DEMASIADO CUESTA ARRIBA
que nos obligan a controlar y acompasar

la respiración.
Claro que tambien somos inconstantes

porque la única constante es la

dicontinuidad donde se acometen nuevos desafíos olvidando los acometidos anteriormente.
(mágnifico post).

También los asuntos domesticos tienen su trascendencia cuando nos tocan de cerca al igual que las etapas concientes en las que sin darnos cuenta las cubrimos pasando el tiempo. Y damos tiempo al tiempo sin percatarnos de la disciplina y la detreza que debemos poner en el azunto.

Quiero terminar felicitándote por la firmeza y constancia con tu blog en estos cuatro años con tu hijo querido en el que pones la confianza de tus pensamientos.

Uun gran beso para tu alma.

Bettina dijo...

Tampoco hay que torturarse. Cualquier mañana uno despiertá y ve que la página ya no tiene sentido, que seguir hojéandola, o leyéndola ya no tiene sentido y da vuelta la hoja y descubre que el libro es interesante y que lo que sigue aún más. Solo hay que darle tiempo al tiempo. Un abrazo, guapa!

lavabajillo dijo...

Mia: Una veces las páginas las pasamos nosotros, pero otras una rafaga de aire, cargada de tiempo, las pasa tambien sin que nos demos cuenta. Un abrazo

Ironías de la vida. Mª Jesús Lamora dijo...

Tu escrito me ha dejado un poco descolocada.
Es la verdad.

maria dijo...

eso es verdad, saber q hay q pasarla y resistirse a hacerlo, nos pasa atodos, y supongo q algun dia pasara

Isabel Romana dijo...

Cierto. Somos muy resistentes a la hora de abandonar sueños, amores y decepciones. ¡Cuánto mejor nos iría si los dejáramos atrás cuando han terminado! Besos.

txusman dijo...

somos un libro muy gordo, con muchas páginas... hay que pasarlas, con razones o sin ellas ... hay que pasarlas.
A mi me pasaba con el interviú, llegaba al poster central y me costaba muchisimo pasar... jajjajaja
saludos.

Qalamana dijo...

Sí, a veces duele, y mucho... pero hay que seguir avanzando y escribiendo nuevos capítulos...