miércoles, enero 02, 2008

Llueve

.

Hoy llueve, y lejos de sentirme triste, que suele pasarme, me he sentido alegre y vital de verdad.

Hoy veía caer la lluvia, y parecía que me regara, parecía que sintiera como cada gota me llenaba, que humedecía mi leñoso cuerpo, que iluminaba mi cara, que mullía mi cuello y adornaba mi alma…

Hoy esta lluvia que siempre me parece una extraña, me parecía (como es realmente) un regalo del cielo, y no solo por necesaria, era como si viniese a lavar lo que hiciera falta, a preparar el terreno, a dejar abierta la puerta a las cosechas más maravillosas, a abonar, a abonarnos para todas las opciones que pudieran esperarnos en cada uno de los días que nos aguardan…

Hoy, en este estado, además he tenido un regalo que ansiosamente esperaba, he conocido a alguien a quien conocía sin habernos visto nunca cara a cara, y este día de lluvia especial, se ha iluminado aún más con esta sorpresa tan ansiada…

Hoy, muy dentro de mí, sé que la tierra, “Mi tierra” está preparada, para las nuevas semillas, para cosechas tempranas, para las más tardías… para las de cualquier momento, para “los todos” y “las nadas”…

Que bien nos sienta la lluvia cuando se sabe necesaria, que bien huele la tierra, que bien se respira, y con que ganas, y que sensación de estar limpia, feliz, y con ganas…

Veía caer la lluvia… y yo cantaba.

.

6 comentarios:

Goathemala dijo...

Y yo también cantaba. Me encanta la lluvia me gustaría que fuera mucho más frecuente y que llamaramos a este tiempo: buen tiempo. Que nadie olvide la semiaridez de las tierras españolas.

--
Saludos y feliz 2008.

muxica dijo...

He crecido en la lluvia, pero, como todo está un poco al revés, no tengo mas remedio que seguir respirando el en secano.
Como tú dices, hoy llueve, y siento el viento golpear en mis cristales.
También hoy siento todo mas limpio, Creo que tengo ganas de abrir todas las puertas para corra el viento y se lleve todo lo malo que trajo la sequía.
Un beso amiga estos días te he sentido más que nunca.

Isabel Romana dijo...

Te felicito por esa felicidad sentida con la lluvia y con el encuentro, y con todos esos frutos que est�s intuyendo ya crecer... Un abrazo muy fuerte y que esta alegr�a te dure todo el 2008, como m�nimo.

Su dijo...

Viento... dile a la lluvia que puedes volar y volar...
Es la letra de una canción de los setenta, ya ni me acuerdo quien la cantaba.
Acá hace falta el agua, hay que regar y regar para que no se mueran los jardines y las huertas.
Me hiciste sentir el olor de tierra mojada.
Besos

Qalamana dijo...

Aquí también llueve... y por primera vez en muuuucho tiempo tampoco me siento triste!!!

Bettina dijo...

Una lluvia mágica que nos envolvió. Ha sido un placer.

Su: Es de Cesar Pueyrredón creo.