martes, abril 29, 2008

Darse la vuelta

.

Y cada dos por tres, hemos de pararnos un segundo, y simplemente darnos la vuelta, que claramente no llevamos el mejor camino, dar la espalda a la sima y trotar hacia la cima, abandonar las sombras y correr hacia la luz.

Que las más de las veces no está pasando nada, solo que confundimos torpemente la dirección por donde ir.

.

4 comentarios:

muxica dijo...

"El viento sopla para donde quiere, nosotros movemos las velas."
Un abrazo

Isabel Romana dijo...

Dices palabras muy ciertas, porque a veces las prisas, la falta de reflexión y esos impulsos oscuros que nos mueven, nos llevan a donde no queremos ir. Besitos.

Qalamana dijo...

Algunas veces la espesura no te deja ver demasiado bien por donde vas... y qué importante es darse cuenta de que se va hacia el precipicio papra poder dar la vuelta a tiempo!

RENÉ dijo...

..¡QUÉ TAL MÍA!
SÍ..CREO QUE DEFINITIVAMENTE GUARDA RELACIÓN CON AUSENCIA DE PAZ INTERIOR..
AUNQUE VAYA QUÉ CAMINAAMOS IGNORANTES EL CAMINO..
COMO SOY UN SER MUY POCO PRÁCTICO..DESDE LOS MUNDOS INVISIBLES SUELO PERDERME EN DIVAGUES..DOY LA VUELTA..GIRANDO Y VOLVIENDO A GIRAR
PERO CREO QUE TARDE O TEMPRANO TODOS ENCONTRAMOS EL CAMINO
SALIÉNDOME UN POCO DE CONTEXTO..SIENTO QUE EL ÉXITO ES ALGO ASÍ COMO ACERTARLE CON UNO..CON LA VIDA QUE QUERÍAMOS PARA NOSOTROS..AUNQUE IGUALMENTE TE PIERDES UNA Y MIL VECES EN EL RECORRIDO
ABRAZOS, MÍA
CREO QUE VOY AL TU FOGÓN