domingo, julio 20, 2008

Calor

.

De nuevo hace calor… mucho calor, sin la obligación del día a día me dejo llevar por la desidia del sopor de la calina, por esa ley del mínimo esfuerzo para no acabar agotados por que con esta temperatura el esfuerzo más pequeño se magnifica…

No hacer nada con la conciencia absoluta de lo que se está haciendo, conscientes de cada segundo para no perder ni un detalle de lo que nos quiera hacer ver este ejercicio de pereza que llega a sentar tan bien…

Noto una gota de sudor que comienza a deslizarse por la parte más alta de mi nuca, pongo en ella toda mi atención cerrando mis ojos y mi mente a todo lo que sea ajeno a la misma, detiene su curso y lo cambia al tropezar con mi pelo, lo serpentea, se detiene ligeramente a veces y luego vuelve a dejarse caer, se desliza suavemente y yo anoto cuidadosamente su recorrido imaginando el mismo, sintiendo cada movimiento, cada roce como si de una caricia se tratase…

Ha terminado de recorrer mi nuca y mi cuello, y parece que se detuviera insegura de por donde seguir su trayecto… detengo la respiración esperando a ver que pasa… y de repente, redoblando su velocidad, decide surcar mi espalda… y un escalofrío me recorre y vuelvo a cerrar los ojos mientras ella vuela a perderse en mi cintura y acabar su descenso… que bien podría haberse llamado escalada…

Me quedo quita… muy quieta… y de repente siento que una nueva gota de sudor nace en mi cuello... y espero a que decida cual va a ser su recorrido… y cual su baile…

.

9 comentarios:

El Vice dijo...

Hubiera querido estar a tu lado para secarte el sudor,la gota que escaló tu cuerpo

Goathemala dijo...

¿Será el mismo itinerario?

A mí estos bochornos me suelen traer dolores de cabeza.

Saludos.

lavabajillo dijo...

Es absolutamente literario tu texto. Casi un cuento corto. Te felicito y exprime con mas frecuencia tu vena literaria.

lavabajillo dijo...

Es absolutamente literario tu texto. Casi un cuento corto. Te felicito y exprime con mas frecuencia tu vena literaria.

Qalamana dijo...

Qué texto más estupendo te ha salido Mia, fantástico!

Isabel Romana dijo...

¡Esa gotita resulta muy erótica...! Eso tiene también el descanso. Besitos.

Bettina dijo...

Extraño camino el de la gota... Y extraña la manera que has tenido de esperar el destino final impávida. Yo me la hubiese secado de un plumazo!
En cuanto a la "buena memoria"... es a veces una pesada carga que llevamos algun@s. Demasiado pesada.
Un abrazo guapa, ya sabes que ando esquivando conectarme, pero estoy. Un abrazo

txusman dijo...

ya quisiera ver ese erotismo que ve el resto de los "leyentes", creo que estabas tan perezosa que no tenias pensado moverte por mucho que esa gota recorriese tu cuerpo...jajajajaja!!!

fiorella dijo...

Que bien contado!!Percibir algo que normalmente no registramos asì,al detalle me encanta.Adoro el calor y si es hùmedo mejor.Un beso